Skip to content Skip to footer

Estrenamos la nueva sección «Muy Inoxidable» donde enmarcaremos diversas curiosidades y anécdotas que tendrán como hilo conductor el tiempo y la relojería. 

Desde Acero Watch, marca de relojería Burgalesa y creadora del reloj «Centenario», tributo al octavo centenario de la Catedral de Burgos,  creemos que «Cuando las cosas tienen un alma, marcan la diferencia» por ello, queremos compartir con vosotros cuestiones singulares y originales. 

Sin mas dilación os vamos a explicar para qué sirve y como funciona una escala telemétrica en un cronógrafo. Este tipo de cronógrafos vivieron su momento de mayor popularidad hasta mediados del siglo XX.

Tienen la capacidad de medir la distancia de un fenómeno que se ve y se escucha. Si lo aplicamos al campo de la ciencia podremos calcular la distancia de un trueno-relámpago en la tormenta. Y si nos hubiésemos vistos inmersos en alguna guerra con artillería pesada de por medio, podríamos saber la distancia a la que se encuentra el enemigo. La calibración se basa en la velocidad a la que viaja el sonido en el aire: 343,2 metros por segundo.

Tomemos como ejemplo la distancia de una tormenta:

  • 1: miramos el relámpago e iniciamos el sistema de cronógrafo.
  • 2: detenemos el crono cuando escuchamos el trueno.
  • 3: buscamos en la escala la información que coincide con la aguja trotadora, que determinará la distancia en millas o kilómetros del evento.

Os dejamos el enlace de un video creado por Baume & Mercier (Marca Suiza de alta relojería) que lo explica muy bien.

Deja tu comentario

Abrir chat
1
Hola!
¿En qué puedo ayudarte?